Nosotros, los religiosos Escolapios y laicos reunidos en el Capítulo Provincial de las Escuelas Pías Provincia Nazaret, queremos hacerles llegar un mensaje de agradecimiento y unas palabras que respondan, en parte, a tanto que nos han aportado durante estos meses.
Acogemos con alegría este trabajo sinodal que han realizado, desde las reuniones en cada colegio y las primeras conclusiones, hasta el informe final de los dos encuentros tenidos en Bogotá y Quito.

Escuchamos con detenimiento las aportaciones que nos han expresado y que nos llaman a la conversión, a revisar aspectos importantes de nuestra vida y nuestra misión. Tal y como expresa el profeta Joel y gusta citar el Papa Francisco, sentimos que ustedes, los jóvenes, están profetizando sobre nuestro carisma y la manera de vivirlo en este tiempo; nos han puesto en evidencia debilidades y realidades que hemos de cambiar y mejorar, a la vez, nos indican caminos y oportunidades que se abren para estos tiempos nuevos. Gracias a ustedes podemos seguir soñando un futuro distinto en donde la intuición de Calasanz se sigue renovando y enriqueciendo por la realidad que nos toca vivir. (…)

 

Descarga documento aquí