¿Cómo continuamos la Asamblea de los Jóvenes?  La mejor manera de responder a los jóvenes es estar en Movimiento. Después de las jornadas con los jóvenes delegados de las Demarcaciones en la Asamblea, se ha dado comienzo Encuentro General de Movimiento Calasanz, con el deseo de acoger las propuestas del Sínodo Escolapio para implementarlas en la propuesta educativa y pastoral.

El día ha comenzado con la Eucaristía de Envío presidida por el Padre General. El P. Pedro Aguado explicó que la Palabra de Dios hoy nos apuntaba a cada uno con fuerza: “Al leer la vocación del Profeta Jeremías se nos ha dejado muy claro el día, el mes y el lugar en el que la Palabra de Dios sobre Jeremías se hacía presente. Pues bien, aquí en Oaxaca se ha hecho presente” –decía el P. General. “La conclusión del Sínodo, es como en Jeremías, un nuevo envío. Dios nos dice también a nosotros que vayamos sin miedo, no eres un muchacho. Quiere que seamos sus profetas”. 

Del evangelio del Envío de los discípulos el P. General destacó ese nuevo envío que nace con el final del Sínodo. Resaltó la frase de Calasanz: “nada le has dado a Cristo si no le has dado tu corazón”. Y añadió, «como los apóstoles nosotros sentimos que somos enviados y sentimos un sentimiento insuficiencia. No hace falta que digas que eres insuficiente, pues… todos somos insuficientes. Pero Dios hace un llamado, y si en tu alma lo sientes proclámalo”. Nos pidió finalmente: “mirad a Calasanz y amadlo. Amar a Calasanz es amar lo que él ama”.

Al acabar la Eucaristía leímos la Carta de los Jóvenes del Piarist Synod a los demás jóvenes y al conjunto de las Escuelas Pías. Una carta llena de cariño y de pasión por transmitir lo vivido. Pero sobre todo, es una propuesta de esperanza y una afirmación: “hemos vivido la Sinodalidad y queremos seguir construyéndola con todos los jóvenes y todas las Escuelas Pías; este es el nuevo modo de vivir la fe y el carisma de Calasanz”. Por supuesto que el gran aplauso no fue para los participantes, sino una expresión de energía y de ganas de llevar esto adelante con todos. Tanto las cartas como las propuestas de la Asamblea del Sínodo Escolapio de la Juventud. Las encontrarás en la web de Piarist Synod.

Treinta y ocho educadores, hermanos fraternos, religiosos escolapios y responsables de la pastoral ligados a las Escuelas Pías en las diferentes formas de participación, representando a las Demarcaciones de: Polonia, México, Nazaret (Colombia, Ecuador, Perú), Brasil-Bolivia, USA- Puerto Rico, California, Filipinas- Japón, India, Italia, Chile, Emaús, Betania y Catalunya, Hungría, Eslovaquia, Centro América y Caribe, Argentina y Austria no encontramos en jornadas de trabajo con el objetivo de impulsar y acompañar desde el equipo general cada una de las realidades.  

Durante la mañana el Equipo Coordinador recordó el ideario, el manifiesto, los pilares, los elementos dinamizadores, las claves y el modelo del Movimiento Calasanz. Así mismo hubo espacios para compartir distintas experiencias de la geografía escolapia por medio de videos, reflejo de la riqueza y del camino pastoral que está en movimiento: etapas, itinerarios, proyecto.

Durante la sesión de la tarde se reflexionó la propuesta formativa que se ha compilado desde el equipo para los educadores del movimiento Calasanz, con la entrega de diez cuadernillos con diferentes temas que pretender fortalecer la formación de los educadores en las demarcaciones. Fue un momento también de agradecimiento a los colaboradores que lo han hecho posible, así como a los traductores de las propuestas de los módulos (cero, inicial, básico y avanzado). Gracias al impulso vocacional de tantos educadores y religiosos, el Movimiento Calasanz cuenta en la actualizada con 1,000 grupos que acompañan distintas etapas; 2,500 educadores y religiosos que participan como monitores, catequistas, coordinadores; 18,000 (niños, adolescentes, jóvenes y adultos) que pertenecen a un grupo. L Asamblea hizo patente el sentimiento de profundo agradecimiento por los 6 años de experiencias que no solo crecen, sino que se cualifican cada día.

Mañana será una jornada intensa y enriquecedora para seguir  impulsando, revitalizando y construyendo Escuela Pía. Finalizamos con la siguiente frase que dirigió el Padre Pedro Aguado al plenario, al inicio de nuestras actividades: «Miren a Calasanz, mirarán su propia alma»